sábado, 30 de mayo de 2015

SANTA JUANA DE ARCO

Fiesta: 30 de mayo



Una jovencita de 13 años, de Domremy (Francia), campesina y analfabeta, llamada Juana de Arco, mientras rezaba en la iglesia de su pueblo, oyó voces misteriosas que la invitaban a liberar a Francia que estaba dominada en gran parte por los ingleses. Ella comprendió que esas voces eran divinas. Al hablar con el futuro rey Carlos, ella demostró que conocía cosas secretísimas que solamente el cielo había podido revelarle. El Delfín, al principio, desconfió pero después se convenció de que la joven era enviada de Dios; entonces le confió el mando de las tropas que sitiaban a Orleáns, y en poco tiempo, con la ayuda de Dios, reconquistaron casi todo el territorio francés. 
El Delfín fue coronado rey de Francia en Reims, pero, celoso de la popularidad de Juana, pactó una tregua con los ingleses.
En una emboscada cayó prisionera en manos del conde de Luxemburgo, que la entregó a los ingleses por un rescate digno de un rey. Una vez apresada debían demostrar que Juana era una bruja, para poder declarar a Carlos VII como usurpador, pues había llegado a ser rey gracias a “diabólicas maquinaciones de una hereje”. Sólo los jueces eclesiásticos tenían la autoridad de llevar a cabo este proceso.
La heroica joven, encerrada en una cárcel militar contra toda ley eclesiástica, no pudo hacer llegar su voz a Roma y sus enemigos triunfaron y la condenaron a la hoguera. El atroz suplicio tuvo lugar en Rouen el 30 de mayo de 1431. Juana tenía 19 años.
En 1920 el apa Benedicto XV la proclamó santa.

lunes, 25 de mayo de 2015

VIDA DE LA VIRGEN MARÍA





VIDA DE LA VIRGEN MARÍA
1. Nacimiento. La fiesta de la natividad de María se celebra el 8 de septiembre. Esta fiesta tuvo origen en la tradición de oriente (Jerusalén), hacia el siglo V, y recién en el siglo VII el papa Sergio I introdujo esta festividad en occidente.
2. Presentación en el Templo. La fiesta de la presentación de María se celebra el 21 de noviembre. Esta fiesta tuvo origen en la tradición de oriente (Jerusalén). Recién en el siglo XIV el papa Gregorio XI autorizó su celebración en algunas iglesias de occidente, y finalmente en el siglo XVI el papa Sixto V aprobó esta festividad para toda la Iglesia. La presentación de María en el Templo es un acontecimiento que no figura en la Sagrada Escritura. Aparece más bien, en los evangelios apócrifos. Según éstos, María, siguiendo la promesa de sus padres, fue llevada al Templo a los tres años.
3. La Anunciación. El texto de la Anunciación del ángel Gabriel a María está narrado en el Evangelio de San Lucas 1, 26-38, y se celebra el 25 de marzo.
4. María visita a su prima Isabel. El texto de la visitación de María a Isabel está narrado en el Evangelio de San Lucas 1, 39-56, y se celebra el 31 de mayo.
5. Nacimiento del Niño Jesús. El texto del nacimiento del Niño Jesús aparece en el evangelio de San Mateo  1, 18-25 y en el de san Lucas 2, 1-7. Se celebra el 25 de diciembre.
6. Huida a Egipto. La huida a Egipto de la Sagrada Familia de Jesús, María y José está narrada en el evangelio de San Mateo 2, 13-15.
7. Presentación del Niño Jesús en el Templo. El texto de la presentación del Niño Jesús en el Templo está narrado en el Evangelio de San Lucas 2, 22-38, y se celebra el 2 de febrero.
8. Vida en Nazaret. “Después de haber cumplido con todo lo que manda la ley del Señor, volvieron a Galilea, a su propio pueblo de Nazaret. Y el niño crecía y se hacía más fuerte, estaba lleno de sabiduría y gozaba del favor de Dios.” Evangelio según San Lucas 2, 39-40.
9. El Niño Jesús, perdido y hallado en el Templo. El texto que narra el episodio en que el Niño Jesús se pierde y es hallado en el Templo de Jerusalén se encuentra en el Evangelio de San Lucas 2, 41-50.
10. Las bodas en Caná de Galilea. El texto que narra el milagro de Jesús en una boda en Caná de Galilea se encuentra en el Evangelio de San Juan 2, 1-11.
12. Pasión, crucifixión y muerte de Jesús. La pasión y muerte de Jesús está narrada en los cuatro Evangelios. San Mateo capítulos 26 y 27. San Marcos capítulos 14 y 15. San Lucas capítulos 22 y 23. San Juan capítulos 18 y 19. “Junto a la cruz de Jesús estaban su madre, y la hermana de su madre, María, esposa de Cleofás, y María Magdalena. Cuando Jesús vio a su madre, y junto a ella al discípulo a quien él quería mucho, dijo a su  madre: -Mujer, ahí tienes a tu hijo. Luego le dijo al discípulo: -Ahí tienes a tu madre. Desde entonces, ese discípulo la recibió en su casa.” Jn 19, 25-27
13. Pentecostés. La venida del Espíritu Santo sobre la Virgen María y los apóstoles está narrada en el libro de los Hechos de los Apóstoles 2, 1-4
14. Asunción al cielo. La Asunción al cielo, en alma y cuerpo de María, es un dogma de fe que fue proclamado 1º de noviembre de 1950 por el Papa Pío XII. Su fiesta se celebra el 15 de agosto.
15. Coronación de María como reina del cielo y de la tierra. El papa Pío XII en 1954, instituyó la fiesta Litúrgica del Reinado de María al coronar a la Virgen en Santa María la Mayor, Roma. En esa ocasión el Papa también promulgó el documento principal del Magisterio acerca de la dignidad y realeza de María, la Encíclica Ad coeli Reginam (Oct 11, 1954). En su Carta Apostólica Marialis cultus el papa Pablo VI subrayaba el vínculo profundo que existe entre la Asunción y la Coronación de la Virgen, con estas palabras: «…La solemnidad de la Asunción se prolonga jubilosamente en la celebración de la fiesta de la Realeza de María, que tiene lugar ocho días después y en la que se contempla a Aquella que, sentada junto al Rey de los siglos, resplandece como Reina e intercede como Madre..». (Marialis cultus, 6). La fiesta de María Reina se celebra el 22 de agosto.

sábado, 16 de mayo de 2015

BEATO MONSEÑOR ROMERO.

Fiesta: 24 de marzo



Oscar Arnulfo Romero nació en Ciudad Barrios, El Salvador, el 15 de agosto de 1917.
Fue ordenado sacerdote en 1942. En 1970, la Iglesia lo llamó a proseguir su camino pastoral elevándolo al ministerio episcopal como Obispo Auxiliar de San Salvador y en el día de su ordenación episcopal dejaba claro el lema de toda su vida: “Sentir con la Iglesia”.
En El Salvador la violencia avanzaba, con ello la Iglesia se edificaba en contra de esa situación de dolor, por tal motivo la persecución a la Iglesia en todos sus sentidos comenzó a cobrar vida. En medio de ese ambiente de injusticia, violencia y temor, Mons. Romero fue nombrado Arzobispo de San Salvador el 3 de febrero de 1977.
En el transcurso de su ministerio Arzobispal, Mons. Romero se convirtió en un implacable protector de la dignidad de los seres humanos, sobre todo de los más desposeídos; esto lo llevaba a emprender una actitud de denuncia contra la violencia, y sobre todo a enfrentar cara a cara a los regímenes del mal. Sus homilías se convirtieron en una cita obligatoria de todo el país cada domingo. Desde el púlpito iluminaba a la luz del Evangelio los acontecimientos del país y ofrecía rayos de esperanza para cambiar esa estructura de terror.
El domingo 23 de marzo de 1980 Mons. Romero pronunció su última homilía, la cual fue considerada por algunos como su sentencia de muerte debido a la dureza de su denuncia: “en nombre de Dios y de este pueblo sufrido... les pido, les ruego, les ordeno en nombre de Dios, CESE LA REPRESION”. Al día siguiente, fue asesinado de un certero disparo mientras oficiaba la Eucaristía.
Beatificación: 23 de mayo de 2015 en El Salvador.

viernes, 8 de mayo de 2015

VIRGEN MARÍA, REINA Y MADRE DE MISERICORDIA, de Savona

Fiesta: 10 mayo



El 18 de marzo de 1538, a orillas del arroyo Letimbro (Savona, Italia), un sencillo labrador, Antonio Botta, que bajaba muy temprano esa mañana a lavarse las manos, tuvo una visión en la que se vio rodeado de un resplandor extraordinario, venido del cielo. Una voz salió del resplandor: “Levántate y no temas, yo soy la Virgen María”. Botta pudo distinguir entre el resplandor la figura de una mujer y recibió de ella el mandato de llevar un mensaje de conversión para su pueblo, y de volver a aquel lugar después de un tiempo.
Llegó el cuarto sábado -8 de abril- y, obediente a la orden de la Santísima Virgen, Antonio se dirigió al lugar designado por Ella. Y él mismo cuenta: “Habiendo vuelto el cuarto sábado al mismo lugar y rezando de rodillas mis oraciones, he aquí que repentinamente bajó del cielo un resplandor, aún mayor que la primera vez y se posó sobre una piedra que se hallaba a la orilla, y me rodeó de tal modo que me impidió ver, no sólo los montes, sino también los árboles más cercanos. Claramente vi en el resplandor a una Señora con vestidura y manto blanco y con una corona de oro en la cabeza”
La Virgen volvió a dejarle un mensaje para el pueblo, y luego, acabando de decir su mensaje, levantó las manos y los ojos al cielo, dio tres veces la bendición sobre el arroyo repitiendo siempre: “Misericordia y no justicia”, y desapareció.
La devoción a la Virgen de Savona creció, llegando al día en que, el 10 de mayo de 1815, el papa Pío VII, libre del cautiverio que le había impuesto Napoleón Bonaparte y que lo había mantenido desterrado en Savona y luego en Fontainebleau, coronó solemnemente a la “Virgen María, Reina y Madre de Misericordia”, en su advocación de Savona.

martes, 5 de mayo de 2015

SANTO DOMINGO SAVIO

Fiesta: 6 de mayo




Domingo Savio nació en Riva de Chieri, Italia, el 2 de abril de 1842. Al año siguiente toda su familia se trasladó a las colinas de Murialdo. Era un niño del pueblo, nacido en una familia profundamente cristiana, pobre y repetidamente probada. 
El 2 de octubre de 1854 conoció a Don Bosco. Desde ese momento ese santo sacerdote fue quién lo guió por el camino de la santidad juvenil, convirtiéndose en su padre, maestro y amigo. Lo llevó a estudiar a Turín. Allí pasó su adolescencia, viviendo como pupilo con los muchachos pobres que el mismo Don Bosco recogía en su Oratorio.
El 1 de marzo de 1857 su delicada salud se agravó. El médico aconsejó que fuera a su casa y que allí se repusiera. Al despedirse de Don Bosco y de sus compañeros les dijo: “Nos veremos en el paraíso”. Es que ya intuía que muy pronto iba a morir.
Efectivamente, el 9 de marzo, a tan sólo un mes de cumplir 15 años falleció postrado en la cama de su hogar.
Es la primera persona que a tan corta edad, sin ser mártir, fue proclamada santa. Fue canonizado por el Papa Pío XII el 12 de junio de 1954. Su fiesta litúrgica es el 6 de mayo, aunque muchos lo celebran el 9 de marzo por ser la fecha en que falleció.